La Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA), en asociación con el Departamento de Estado de EE. UU. y el Ministerio del Interior de España, anunció la semana pasada un proyecto conjunto para desarrollar una herramienta de desarrollo de capacidades para ayudar a los países a utilizar asociaciones público-privadas ( PPP) para combatir el ransomware. Este proyecto se desarrolló como parte de la Segunda Cumbre de la Iniciativa Internacional Contra el Ransomware (CRI) , que se convocó en Washington, DC La CRI es una coalición global de 36 países socios y la Unión Europea dedicada a enfrentar el flagelo del ransomware.

Durante el año pasado, CRI ha trabajado para aumentar la resiliencia de todos sus socios, interrumpir a los ciberdelincuentes, contrarrestar las finanzas ilícitas, crear asociaciones con el sector privado y cooperar a nivel mundial para abordar este desafío. Este trabajo se llevó a cabo bajo los auspicios de cinco grupos de trabajo: resiliencia (codirigido por Lituania e India), disrupción (dirigido por Australia), lucha contra las finanzas ilícitas (dirigido por el Reino Unido y Singapur), asociación público-privada (dirigido por España) y la diplomacia (encabezada por Alemania).

El Grupo de Trabajo de Asociación Público-Privada (P3) de CRI, presidido por España, se ha centrado en la necesidad esencial de una estrecha colaboración entre los gobiernos y el sector privado para abordar los desafíos que plantea el ransomware. Esta herramienta proporcionará una guía muy necesaria para las naciones de todo el mundo que buscan desarrollar o profundizar tales asociaciones público-privadas.

Crear capacidad en todo el mundo es un aspecto esencial de nuestra lucha contra el ransomware”, dijo Brandon Wales, director ejecutivo de CISA. “Al aprender unos de otros, tanto del sector público como del privado, y compartir ese conocimiento de manera más amplia, podemos proteger de manera efectiva la infraestructura crítica necesaria para sostener no solo a la sociedad estadounidense, sino también a las instituciones y redes globales de las que depende”.

España tiene la firme convicción de que este proyecto contribuirá de manera decisiva a exponer el estado del arte más innovador de las mejores prácticas de PPP para luchar contra el ransomware”, dijo Guillermo Ardizone García, Director Político del Ministerio de Asuntos Exteriores. “De esta forma, todos los multiactores y socios involucrados en la CRI se verán beneficiados con esta línea de acción. España alentará activamente a las partes interesadas estatales y no estatales a unirse a este proyecto destinado a compartir ampliamente las mejores prácticas de APP, incluidos esquemas de financiación creativos”.

Cuando se complete, la herramienta contará con una serie de estudios de casos de PPP que se han utilizado en la lucha contra el ransomware, incluidos aquellos iniciados por miembros del Grupo de trabajo CRI P3. La herramienta destacará las características que hicieron que estos esfuerzos fueran exitosos y se diseñará para brindar orientación práctica a los países que buscan implementar sus propias PPP como parte de sus esfuerzos nacionales contra el ransomware.

Para desarrollar la herramienta, Estados Unidos y España se asociaron con el Foro Global sobre Experiencia Cibernética (GFCE), un líder mundial en desarrollo de capacidades cibernéticas que encargará a expertos que entreguen la herramienta. Otros miembros de CRI han sido invitados a brindar apoyo financiero y práctico adicional al proyecto.

Fuentes:
The White House
CISA